domingo, 15 de marzo de 2009

ESTUDIAR GEOGRAFIA ¿Para qué sirve?, ¿Qué hacen los geógrafos?

ESTUDIAR GEOGRAFIA
¿Para qué sirve?, ¿Qué hacen los geógrafos?


Los recuerdos y las nociones que evoca la palabra geografía son diferentes según las vivencias que cada uno ha tenido en la vida, en particular en su experiencia escolar, y por las creencias que se han ido formando a partir de múltiples referentes como los que provocan los distintos medios de comunicación.

Muchos asociarán a la geografía como sinónimo de "naturaleza", otros a los mapas. Algunos a programas televisivos donde se presentan las costumbres de otras sociedades, con sus rarezas que parecerían lejanas.

Los lectores con más años, y tal vez también algún estudiante actual, se recordarán aprendiendo de memoria el nombre y la localización de países, provincias y capitales o, en otros casos, datos de ríos, montañas, climas, biomas y, en menor grado, de producciones agropecuarias o algún otro tipo de actividad económica.

Este recuento de posibles recuerdos poco tiene que ver con los caminos de la geografía actual. Responden sí a esa geografía tradicional que se incorporó hace un siglo al sistema educativo y que tenía como objetivo fundamental servir de referencia nacionalista. Con su base en el positivismo y el conductismo, buscaba enseñar "verdades", datos desconectados entre sí y, supuestamente, poco discutibles. Eso la hacía poco atractiva, de ahí que hayamos sido, y seguimos siendo, pocos los geógrafos.

Es muy complejo dar una única y simple definición de Geografía pero, en un primer acercamiento, podríamos decir que es la disciplina que estudia las múltiples relaciones entre sociedad y naturaleza, prestando especial atención a la organización de elementos del paisaje y su constante transformación.

Si tomamos una problemática actual como la sequía que está afectando al territorio santafesino, fenómeno "natural" (o quizás no tanto) poco tendríamos de geografía si nos quedamos en los datos del déficit hídrico de diferentes áreas de nuestro país. Por eso, profundizando, podríamos decir que la sequía transformó y sigue transformando espacios, por ejemplo, en algunos lugares donde había ganadería, esta se redujo o, incluso, desapareció. Se produjeron migraciones: mientras pueblos y parajes rurales pierden población, algunas ciudades la acrecientan conformando nuevos barrios. Camiones que llevan agua aparecen en el paisaje cotidiano. La sequía no afectó a todos por igual, no es lo mismo la situación de algunos pequeños productores agropecuarios, que aquellos que tenían la posibilidad de trasladar sus animales, evitando ser parte de las cuantiosas pérdidas de cabezas. ¿Y el Estado? ¿Qué hubiese pasado si los proyectos de acueductos ya estuviesen concretados?

Otro ejemplo es el desastre que se produjo en Tartagal, provincia de Salta, en febrero. El alud que invadió la ciudad devela la trama de una película donde diferentes actores aparecen en escena: las petroleras con sus intereses; las empresas que hacen desmontes para extraer madera y/o para acaparar nuevos espacios para la producción agropecuaria; el Estado "o los Estados" si consideramos los distintos niveles municipal, provincial y nacional que entran en conflictos y debate por "esas" obras que se deberían haber realizado; Greenpeace con sus reclamos ambientales; otras ONGs que se solidarizan con los afectados; los medios de comunicación, etc. Y en la escena, las precipitaciones, las márgenes del río erosionadas, las casas que ya no están y las que están a punto de desmoronarse, los puentes destruidos, el barro.

Como se observa en los ejemplos precedentes los elementos naturales son necesarios pero no suficientes para explicar un fenómeno desde la geografía y son precisamente los actores sociales quienes ganan protagonismo. Desde esta perspectiva su enseñanza no busca mostrar una realidad "objetiva", sino los intereses contrapuestos, los conflictos y también los acuerdos que se generan en la organización y transformación de los espacios geográficos. La realidad es compleja, cambiante y su interpretación dependerá del punto de vista que se elija para su enfoque.

Hoy la geografía presenta renovados enfoques para la investigación y para la enseñanza. Nuevos temas se van consolidando produciendo, por un lado, una ampliación de las opciones laborales de los geógrafos, y, por otro, la renovación de temáticas en la enseñanza. Podemos mencionar entre muchas otras a la gestión municipal, el desarrollo regional, el turismo (en sus diversas modalidades), la geografía electoral, el estudio de las transformaciones recientes en los espacios urbanos (por ejemplo, las urbanizaciones cerradas y la reconversión funcional de áreas urbanas) y en los rurales (Por ejemplo, las nuevas funciones terciarias como turismo rural), la deslocalización industrial, la competitividad de los territorios. Se realizan numerosas reuniones científicas (congresos, jornadas, encuentros) a nivel provincial, nacional e internacional, que son el lugar propicio para la discusión de estos temas de la Geografía.


Fragmento de la noticia publicada el Domingo 1 de Marzo de 2009 en el diario "La Opinión de Rafaela"

Autoría
Prof. Oscar Lossio.
Docente.}
Fuente: www.geograficos.com.ar

1 comentario:

Lisete Osório dijo...

hola,
Felicidades por blog.
El geógrafo, con una formación multidisciplinar y una visión transversal del territorio, tiene cada vez más un papel esencial en el acto de la planificación y la gestión en los diversos territorios con sus particularidades.
Saludos